91 798 55 88
626 714 059
No hay productos en el carrito

Lavavajillas integrables

Lavavajillas integrables

Lavavajillas integrable

Incorporar un lavavajillas integrable a nuestra cocina es el mejor acierto que puedes tener si quieres que el diseño del mobiliario resalte. Es tendencia en los últimos diseños de cocina la incorporación de lavavajillas integrables para evitar la sensación visual de falta de espacio.

Como no queremos que el espacio físico o visual sea un problema en tu cocina, les ofrecemos lavavajillas integrables de 45 cm y lavavajillas integrables de 60 cm, adaptándonos a todas las medidas posibles. Antes de cualquier toma de decisión, hemos de tener muy claras las medidas del hueco del que disponemos, ya que tiene que quedar totalmente integrado y con la puerta de madera a la misma línea que el resto de muebles.

Al ser un tipo de lavavajillas que requiere un asesoramiento minucioso y personalizado, tanto por sus medidas como por su instalación, recomendamos que acuda a cualquiera de nuestras ocho tiendas físicas. También estaremos a su disposición el 91 798 55 88 o a través del chat online.

Elementos 1 a 15 de un total de 20

  1. 1
  2. 2

Elementos 1 a 15 de un total de 20

  1. 1
  2. 2

A la hora de comprar un lavavajillas, son muchos los factores que hemos de tener en cuenta, como por ejemplo, el lugar donde colocarlo y la posibilidad de apertura, ya que hemos de tener en cuenta que no todas las cocinas permiten situar los electrodomésticos en el mismo lugar. Además del lugar, también tenemos que tener en cuenta el tamaño que tiene el lavavajillas y el tipo de instalación que necesita.

Si vamos a comprar un lavavajillas integrable, es decir, aquellos que se ocultan completamente pasando por un mueble más y su puerta en vez de ser de chapa es de la madera de tu cocina, hemos de tener en cuenta su instalación. Es un factor a tener en cuenta, ya que todos los lavavajillas integrables no serán aptos para todas las cocinas.

Si el lavavajillas que hemos comprado es de libre instalación, no debemos preocuparnos por nada de todo esto, ya que la instalación se realizará en el mismo momento del reparto.

¿Qué hemos de tener en cuenta a la hora de comprar nuestro lavavajillas integrable?

Gasto: no solo tenemos que fijarnos en el precio incial que tiene el lavavajillas sino en el gasto que tendremos con su uso. El consumo de agua y electricidad es uno de los más elevados en los hogares y por eso, es importante fijarnos en la certificación energética que tenga el lavavajillas integrable que estamos valorando para nuestra compra.

Programas de lavado: dependiendo del uso que le demos al lavavajillas integrable, optaremos por un lavavajillas integrable con lavados especiales o por uno con programas de lavado más simples, acorde siempre a nuestras necesidades. De nada nos vale comprar un lavavajillas con un precio muy elevado y múltiples programas y luego usar el mismo siempre.

Ruido del lavavajillas integrable: otro factor muy importante a tener en cuenta, sobre todo si programas el lavavado en horas nocturnas.

¿Por qué elegir un lavavajillas integrable?

El motivo prinicipal para comprar un electrodoméstico integrable es la estética. En las cocinas abiertas minimalistas, por ejemplo, los integrables transmiten sensación de orden, amplitud, limpieza y ayudan a aligerar visualmente el espacio, creando un ambiente más fácil de armonizar y desahogado con el resto de la estancia. Cuando se trata de cocinas de diseño modernas mininalistas, o incluso de cocinas pequeñas, los electrodomésticos integrables son prácticamente imprescindibles. Y es que se encargan de liberar visualmente el espacio y transmitir sensación de orden y armonía.

Tipos de lavavajillas integrables

Lavavajillas integrable 45: son aquellos de ancho más reducido, ideales para cocinas donde el espacio es un problema o, simplemente, el número de personas que viven de manera habitual en la vivienda no es muy numeroso, por lo que la vajilla a lavar no es excesiva. Ser más pequeño no significa que nuestro lavavajillas integrable nos ofrezca menos prestaciones, tenga menos diseño, o la tecnología incorporada sea de peor calidad. Podemos decir que es un lavavajillas concentrado, tiene todo lo necesario en el menor espacio posible.

Lavavajillas integrable 60: son los más demandados en el mercado por los consumidores. A las prestaciones que nos aportan, al igual que un lavavajillas integrable de 45, hay que sumarle el espacio extra que nos permite la limpieza de una vajilla con mayor número de piezas.