91 798 55 88
626 714 059
No hay productos en el carrito

Ventiladores

Ventiladores

Ventilador

Si queremos refrescarnos en verano sin necesidad de adquirir un aire acondicionado, lo mejor que podemos hacer es adquirir un ventilador para nuestro hogar. Los podemos encontrar de distintos tipos: de techo con lámpara, de pie, de pared, portátil, en definitiva una amplia gama de ventiladores para cubrir todo tipo de necesidades.

A la hora de adquirir un ventilador es importante fijarse tanto en el tamaño de la estancia, como en la potencia y el tamaño del ventilador para no arrepentirnos de nuestra compra. 

Consulta cualquier duda a través de nuestro asistente online o nuestros números de teléfono que aparecen en la web para recibir un asesoramiento personalizado. 

Elementos 1 a 15 de un total de 25

  1. 1
  2. 2

Elementos 1 a 15 de un total de 25

  1. 1
  2. 2

¿Qué tener en cuenta en la compra de un ventilador?

 

Potencia de un ventilador

Dependiendo del uso que vayamos a dar a nuestro ventilador y de la estancia en la que lo vamos a usar, debemos optar por un tipo de ventilador u otro. 

Si el lugar donde vamos a situar el ventilador es una estancia media, hemos de adquirir un ventilador con una potencia media, es decir, que ronde entre los 50 y 60 vatios. 

Si optamos por ventiladores demasiado potentes para estancias muy pequeñas, puede que nos resulte incómodo, ya que el aire que genera puede ser muy superior al requerido, incluso utilizando las potencias más bajas. 

En conclusión, el la potencia de un ventilador tiene que ir en consonancia con el tamaño de la habitación. Si la habitación es pequeña, hemos de comprar un ventilador con baja potencia, y así, demera progresiva, en función de los tamaños de las estancias.

Lo más habitual es adquirir un ventilador con 3 potencias, ya que nos permite dosificar la cantidad de aire que queremos recibir. Es el número de potencias que se aconseja para una habitación media, aunque podremos encontrar ventiladores con una amplia variedad de potencias. 

Tamaño de ventilador

El tamaño de nuestro ventilador es esencial. Si queremos producir una corriente de aire superior a lo normal, hemos de optar por ventiladores de gran tamaño. 

El problema que tienen los ventiladores de tamaños muy grandes son el ruido que producen, ya que al aumentar el tamaño del aspa, el ruido aumenta. Si el objetivo es adquirir un ventilador para mejorar el descanso tanto diurno como nocturno, hemos de encontrar un equilibrio entre el tamaño del ventilador, la potencia y el tamaño de la estancia. 

Tipos de ventiladores 

Ventilador de sobremesa:

Han sido el más habitual hasta ahora en los hogares españoles. Este tipo de ventilador puede ser fijo o giratorio. Suele ser más económico aunque limita mucho su uso. 

Ventilador de suelo:

Su adquisición es muy habitual en la hostelería debido a su potencia. Normalmente suelen tener una potencia muy alta, por lo que es ideal para estancias grandes donde se necesita una corriente de aire superior a lo normal.

Ventiladores de techo:

Los ventiladores de techo a día de hoy son los más demandados por los clientes. El uso más habitual es para dormitorios y salones, donde la intención es que el aire llegue a todos los rincones de la estancia. Al igual que el resto de ventiladores, los podemos encontrar con variedad de dimensiones y de potencias. 

Ventilador de pie:

El uso de los ventiladores de pie continúa creciendo. Permite moverlos por cualquier lado de la estancia y regular la altura del mismo para que el aire pueda llegar a todos las personas que se encuentren dentro de la habitación.